YOGA

YOGA
Nadie gustará de que sean engreído y egoísta. Incluso cónyuge e hijos, aunque exteriormente aparenten respetarles, no estarán felices con ustedes, si son ustedes personas arrogantes. No sólo eso: en tanto ustedes estén llenos de ego, es altamente improbable que sean realmente felices.

El Universo tres en uno Espacio Infinito - Budismo

El Concepto Buddhista del Universo



Existe el Okâsa Loka (universo del espacio) el cual acomoda a nâma y rûpa (mente y materia).
En este universo mundano, nâma y rûpa predominan bajo la influencia de la ley de causa y efecto. El siguiente es el Sankhâra Loka (el universo de las fuerzas mentales, creativas o creadas). Este es un plano mental que surge de las energías creativas de la mente por medio de las acciones  físicas, verbales y mentales. El tercer y último es el Satta Loka (el universo de los seres  sensibles). Estos seres son producto de fuerzas mentales. 

Deberíamos más bien llamar a estos tres, el  universo “Tres-en-Uno”, debido a que cada uno es inseparable de los otros. Estos están, por así  decirlo, entretejidos y compenetrados.

Lo que más les interesará son los cakkavâlas o Sistemas de Mundos; cada uno con sus treinta y un planos de existencia. Cada Sistema de Mundos corresponde al universo humano con su sistema solar y otros planos de existencia. Existen millones y millones de tales Sistemas; son simplemente innumerables. Los diez mil Sistemas de Mundos más cercanos a nosotros están dentro del Jâti-Khetta (campo de origen) de un Buddha. 

Buddha.
Buddha.
De hecho, cuando el reconocido sutta (sermón) Mahâ-Samaya (que significa “La Gran Ocasión”) fue impartido por el Buddha en el Mahâvana (bosque) cerca del pueblo de Kapilavatthu, no sólo los brahmàs y devas de nuestro Sistema, sino los de todos estos diez mil Sistemas, estuvieron presentes para escuchar las enseñanzas del Buddha.

El Bienaventurado es capaz de transmitir sus ondas mentales cargadas de inconmensurable amor y compasión hacia los seres sensibles de un billón de tales Sistemas dentro del Anâkhetta (campo de influencia). El resto de los Sistemas de Mundos están en el Visaya Khetta (espacio infinito), más allá del alcance de las ondas mentales efectivas del Buddha. 

Considerando estos conceptos del Buddhismo podrán ustedes imaginar el tamaño del Universo como un todo. La insignificancia material de nuestro mundo en el Okâsa Loka (el universo del espacio) es simplemente aterradora. El mundo humano, como un todo, debe ser tan sólo una partícula en el espacio.

Ahora proporcionaré una idea de los treinta y un planos de existencia en nuestro Sistema, el cual, por supuesto, es igual que cualquier otro Sistema de Mundos. En términos generales, éstos son:

1) Arûpa Loka - Mundo inmaterial de los brahmâs;
2) Rûpa Loka - Mundo de materia sutil de los brahmâs;
3) Kâma Loka - Mundo sensorial de devas, humanos y seres inferiores.

El Arûpa Loka está compuesto por cuatro mundos brahmâ en estado inmaterial, es decir, sin rûpa o materia. El Rûpa Loka está compuesto por dieciséis mundos brahmâ en estado de materia sutil. El Kâma Loka está compuesto por:


A) Seis deva lokas (o mundos celestiales):

1) Catumahârâjika
2) Tâvatimsa
3) Yâmâ
4) Tusita
5) Nimmânarati
6) Paranimmita-vasavatti


B) El mundo humano

C) Cuatro mundos inferiores:

1) Niraya (infierno)
2) Tiricchâna (mundo animal)
3) Peta (mundo de los fantasmas)
4) Asura (mundo de los demonios)



Buddha.
Buddha.
Estos planos de existencia son puros o impuros, fríos o calientes, luminosos u oscuros, ligeros o pesados, agradables o miserables, de acuerdo al carácter de las fuerzas mentales generadas por la mente o la volición (cetanâ) de una serie de acciones, palabras o pensamientos. Tomemos, por ejemplo, el caso de un hombre religioso quien impregna todo el universo de los seres con amor y compasión ilimitados. 

Él debe estar generando fuerzas mentales que son puras, frescas, luminosas, livianas y placenteras; fuerzas que yacen normalmente en los mundos brahmâ. Tomemos ahora el caso inverso de un hombre que está insatisfecho y enfadado. Como dice el adagio, “El rostro refleja la mente”. La impureza, el calor, la oscuridad, la pesadez y el sufrimiento de su mente se reflejan inmediatamente en la persona, a primera vista. Esto se debe a la generación de fuerzas mentales negativas de dosa (ira), las cuales yacen en los mundos de existencia inferiores. 

Éste es también el caso de las fuerzas mentales surgidas de lobha (codicia) o moha (auto-engaño). En el caso de actos meritorios tales como la devoción, la moralidad y la caridad que tienen, en su cimiento, apego a un futuro bienestar, las fuerzas mentales generadas son aquellas que, normalmente, están ubicadas en los planos sensoriales de los devas y de la humanidad.

Éstos son algunos de los conceptos del Buddhismo que resultan relevantes para la historia de la vida del Buddha Gautama.


Sayagyi U Ba Khin
Sayagyi U Ba Khin

Fuente:  Sayagyi U Ba Khin