YOGA

YOGA
Nadie gustará de que sean engreído y egoísta. Incluso cónyuge e hijos, aunque exteriormente aparenten respetarles, no estarán felices con ustedes, si son ustedes personas arrogantes. No sólo eso: en tanto ustedes estén llenos de ego, es altamente improbable que sean realmente felices.

Yoga Postura Halasana - B.K.S. Iyengar

“Hala” – que significa “arar” 


“Asana” – que significa “pose”



 La palabra Hala significa arado, la forma de esta asana es similar a la forma de esa herramienta. Ésta asana se hace generalmente a continuación de Sarvangasana, el cuerpo ya se encuentra en posición invertida sobre los hombros y lo único que debemos hacer es bajar las piernas con lentitud hacia atrás hasta apoyar los pies en el suelo. Esta asana tiene un gran efecto relajante sobre la zona de espalda, hombros y cuello, estas partes son estiradas intensamente al tiempo que reciben un baño de sangre y energia revitalizante. La respiración en la secuencia de cierre, en donde se encuentra Halasana, debe ser lo mas lenta posible, cooperando asi con el sistema nervioso en la relajación completa del cuerpo.
Halasana se mantiene entre 10 y 15 respiraciones.

Efectos:

 Los efectos son los mismos que los de Sarvangasana. Además debido a la contracción, los órganos abdominales se rejuvenecen. La columna vertebral recibe un mayor aporte de sangre por su flexión hacia delante, y esto ayuda a aliviar los dolores de espalda. Por el entrelazado de los dedos y el estiramiento de los brazos y manos, se curan los calambres de las manos. Los que sufren rigidez de hombros y codos, lumbago y artritis de la espalda encuentran alivio en esta asana. El dolor intenso de estómago debido a la flatulencia disminuye, y se siente inmediata ligereza.  Esta asana sirve a las personas con tendencia a la presión arterial.

Yoga Postura Halasana  B.K.S. Iyengar
Yoga Postura Halasana  B.K.S. Iyengar


Técnica Paso a paso:

 Echése en el suelo con las piernas estiradas y juntas, los brazos a los costados con las palmas de las manos hacia abajo.

 Con una inhalación, apoyándote en las manos y la fuerza de los abdominales elevar las piernas por encima de la cabeza hasta que los dedos toquen el piso. Y el torso queda perpendicular al suelo (90°). Puedes poner las manos en la espalda o apoyadas en el suelo.

 Mantenga las piernas juntas.  Si sus pies no tocan el suelo, siga apoyando la espalda con las manos. Baje las piernas tanto como sea posible, manteniendo las piernas rectas. Si sus pies descansan cómodamente, extiende los brazos por el lado contrario, a lo largo del piso y entrelace los dedos. Presione sus hombros y brazos firmemente en el suelo, girando hacia abajo por el lado del dedo meñique de sus manos. El peso en la postura debe caer en la parte externa de los hombros.

 Alinear las caderas encima de sus hombros y separar al máximo la pelvis de los hombros. Levante el coxis más alto, y presione su ingle interna profundamente en su pelvis. Mantenga un espacio entre la barbilla y el pecho, y, al mismo tiempo, levante el pecho para abrir la parte superior. Suaviza la garganta.

 Manténgase en la postura mínimo 30 segundos,  hasta un máximo de 2 minutos respirando normal.

 Para deshacer la postura, baje lentamente la espalda al suelo, una vértebra a la vez, manteniendo las piernas lo más pegadas posible al cuerpo doblando las rodillas si es necesario. Al principio puede ayudarse con las manos a soportar el peso del tronco al bajar. Mantener la cabeza apoyada en el suelo.

 Una vez que las caderas llegan al suelo doble las rodillas y apoye las plantas de los pies en él para descansar. Puede también doblar las rodillas sobre el abdomen y descansar en esta posición.

Modificaciones y variaciones de la postura

 Para obtener asistencia adicional al hombro, coloque una manta plegada firme, (en forma cuadrada) debajo de sus hombros antes de entrar en la pose. Los hombros y las 2 últimas vértebras del cuello (de abajo hacia arriba) deben quedar en la manta, el resto del cuello y la cabeza fuera de ella. Esta recomendación es muy importante para tener éxito en la postura.

 Si tiene dificultad para que los dedos del pie lleguen al suelo en la postura. Tenga preparado una silla pegado a la pared detrás de usted, y practicar la postura con los pies descansando en la silla.

 Sino tiene una silla disponible, practicar la pose con una pared detrás de usted y apoye los pies a lo largo de la pared para ayudarse.

Yoga Postura Halasana
Yoga Postura Halasana  

Beneficios:

 Abre el cuello, los hombros y la espalda.
Al comprimir el abdomen tonifica y masajea los órganos digestivos, mejorando la desintoxicación.
Estimula y regula la glándula tiroides, alivia el exceso de flema y mucosidad, y regula la respiración.
Su práctica regular calma y restaura el sistema nervioso simpático, mejora la memoria y la concentración.
Alivia el estrés y la fatiga.
Nutre la columna vertebral y rejuvenece todo el cuerpo.
Esta postura también es terapéutico para dolores de cabeza, la infertilidad, y el insomnio.

A continuación los efectos de Sarvangasana que también son aplicables a Halasana:

 Salamba Sarvangasana es una de las mayores bendiciones conferidas a la humanidad por nuestros antiguos sabios. Es llamada la madre de las asanas, porque así  como una madre protege y otorga armonía y felicidad en el hogar, así esta asana protege y dá armonía y bienestar al organismo humano y constituye el remedio universal para la mayoría de las dolencias. Existen en el organismo diversos órganos endocrinos o glándulas de secreción interna que, bañadas en sangre, absorben de ésta los elementos nutritivos y segregan hormonas para el correcto funcionamiento de un cuerpo y un cerebro equilibrados y bien desarrollados. Si estas glándulas dejan de funcionar correctamente, no se producen las hormonas como es debido y el cuerpo empieza a deteriorarse. 

 Muchas asanas tienen un efecto directo sobre las glándulas, y facilitan su correcto funcionamiento. Salamba sarvangasana tiene efecto directo sobre las glándulas tiroides y paratiroides, situadas en la región del cuello, ya que por la acción del firme bloqueo de la barbilla éstas ven aumentada la aportación de sangre. Por otra parte, dado que el cuerpo se halla en posición invertida, la sangre venosa afluye al corazón sin esfuerzo alguno por la fuerza de gravedad. Sangre sana circula por el cuello y el pecho. Como resultado de ello, las personas afectadas de ahogo, palpitaciones, asma, bronquitis y tras dolencias de garganta, encuentran alivio. Como la cabeza permanece firme en esta posición invertida, y la afluencia de sangre a ella es regulada por el bloqueo firme de la barbilla, los nervios se calman y los dolores de cabeza desaparecen. La práctica continua de esta asana quita de raíz los resfríos y otros transtornos nasales. Por su efecto calmante de los nervios, quienes sufren hipertensión, irritación, poca serenidad, excitabilidad nerviosa e insomnio se alivian notablemente. 

 El cambio de la gravedad del cuerpo afecta también a los órganos abdominales, haciendo que los intestinos se muevan libremente y desaparezca el estreñimiento; en consecuencia, el organismo se libera de las toxinas y uno se siente llenos de energía. Esta asana se recomienda para los casos de transtornos urinarios o desplazamientos uterinos, transtornos menstruales, hemorroides y hernia inguinal. Alivia la epilepsia, disminución de vitalidad y anemia. Si una persona practica regularmente Salamba Sarvangasana se sentirá con mas vigor y fuerza y estará mas alegre y confiada. Fluirá por su interior nueva vida, la paz reinará en su mente y sentirá la alegría de vivir.

 Las personas afectadas de alta presión sanguínea no deberían practicar Salamba Sarvangasana a menos que hayan practicado antes Halasana y puedan estar 3 minutos en ella. 

 Asanas relacionadas: Salamba Sarvangasana, Karnapidasana, Urdhva Padmasana, Pindasana, Paschimottanasana.

 Importante: las asanas se deben aprender con un profesor competente experimentado

 Aqui te dejo unos vídeos de Yoga Postura Halasana o Postura del Arado sus modificaciones y variaciones que me gustaron mucho lo quiero compartir contigo espero que te gusten Namaste!