YOGA

YOGA
Nadie gustará de que sean engreído y egoísta. Incluso cónyuge e hijos, aunque exteriormente aparenten respetarles, no estarán felices con ustedes, si son ustedes personas arrogantes. No sólo eso: en tanto ustedes estén llenos de ego, es altamente improbable que sean realmente felices.

¿Problemas de insomnio? Probaste con el yoga

Insomnio patologías importantes de nuestra sociedad.


 Dormir poco o mal es algo peligroso, ya que influye en nuestro estado de salud física y mental, y también en nuestras actividades diarias. Aunque hay muchos remedios naturales y medicinales para dormir, la práctica del yoga puede ser muy positiva para atajar el problema del insomnio.

 Hacer ejercicio siempre es bueno, tanto para el día a día como para descansar durante las noches; pero si combinamos la rutina de ejercicios y estiramientos que propone el yoga con su dominio de la respiración y la relajación que produce, entonces la solución es perfecta.

 Los expertos en yoga y problemas de sueño recomiendan programas específicos para afrontarlo. Sea un problema crónico o sólo puntual, la disciplina es la misma: un programa de asanas (posturas) relajantes y un rato de meditación sencilla pueden ser suficientes para relajar la mente e inducir el sueño.



Practica Yoga Meditación
Practica Yoga Meditación 



Primera asana: 


Sentados sobre varias mantas dobladas frente a una silla, pondremos otra manta sobre el asiento de ésta y apoyaremos la cabeza y los brazos estirados, permaneciendo 5 minutos en esa postura.


 Segunda asana: 


De nuevo sobre unas mantas dobladas, túmbate y coloca los pies bien altos apoyados en la pared, con las piernas estiradas. El cóccix debe sobresalir por el borde de las mantas. Intenta relajarte en esta postura entre 10 y 20 minutos.


 Tercera asana: 


Antes de ir a la cama, siéntate con las piernas cruzadas y la pelvis elevada sobre una o dos mantas dobladas. Apoyando la espalda en la pared, estira la columna y relaja los hombros. Es el momento de intentar que los pensamientos fluyan libres y ver cómo se desvanecen; no intentes eliminarlos, símplemente síguelos y déjalos fluir. Empieza el primer día durante cinco minutos y ve aumentando el tiempo.


 Para finalizar, cuando te metas en la cama, colócate algo sobre los ojos (un antifaz o un pañuelo, por ejemplo), que ejerza una ligerísima presión. ¡Verás cómo te acostumbras a dormir!



Practica Yoga Meditación
Practica Yoga Meditación 



Fuente detusalud.com